Tabla de contenidos

  1. ¿Por qué mi perro le tiene miedo a la pirotecnia?
  2. ¿Cómo identificar el miedo de mi perro a los fuegos artificiales?
  3. ¿Qué síntomas se presentan durante las detonaciones?
  4. ¿Existen perros que se asusten más que otros con la pirotecnia?
  5. ¿Qué puedo hacer para ayudar a mi perro durante detonaciones?
  6. El método Tellington Ttouch: qué es y cómo me puede ayudar 
  7. Conclusiones

Llegamos a fin de año y los fuegos artificiales acaparan las noches festivas. Y como es sabido, los perros y la pirotecnia no se llevan demasiado bien.

La reacción particular de cada animal a los ruidos estruendosos puede variar. La respuesta durante esta situación negativa se puede manifestar desde una leve intranquilidad hasta un estado de ansiedad intensa.

Lo demuestren visiblemente o no, todos los perros sufren un gran estrés al estar expuestos a los fuegos artificiales, por lo que siempre tenemos que prestarle atención a su comportamiento y contenerlos aunque no parezcan demasiado afectados.

En este artículo te explicamos por qué tu perro le tiene miedo a los fuegos artificiales, que es lo que sucede con tu perro al momento de recibir estos estímulos negativos y qué hacer para poder contenerlos durante las detonaciones típicas de las fiestas.

¿Por qué mi perro le tiene miedo a la pirotecnia?

Los sentidos de los perros son mucho más agudos que los nuestros y los fuegos artificiales los ponen especialmente a prueba.

Esto debido a que, cuando hay detonaciones de fuegos artificiales no solamente hay fuentes diversas de ruido sino que también hay luces y el característico olor a pólvora que se desprende de dichas detonaciones.

Al ser más sensibles a los estímulos auditivos, los perros escuchan las detonaciones de forma más intensa que nosotros y no pueden distinguir de donde vienen o qué es lo que las causa, razón por la que se estresan y liberan químicos que los ponen en un estado de ansiedad e incomodidad general (picos de adrenalina, cortisol)

Podríamos trazar una paralelismo y decir que para los perros, las detonaciones de la pirotecnia se parecerían a que nosotros escuchásemos una balacera a escasos metros o que presenciáramos un bombardeo en nuestra ciudad: son salidas completamente abruptas de la normalidad, cosa que probablemente nos cause efectos similares a nosotros.

¿Cómo identificar el miedo de mi perro a los fuegos artificiales?

Tu perro puede demostrar el miedo a las detonaciones de las fiestas de muchas formas e incluso puede no demostrarlas de manera visible.

Esto quiere decir que no es necesario que tu perro busque refugio, llore o tiemble durante las detonaciones para considerar que está estresado o pasando un mal momento.

Como regla, deberías considerar que toda detonación consistente de cohetes o fuegos artificiales representa una situación de estrés e incomodidad para tu perro y deberías prepararte para ayudarlo a atravesar dicha situación de la forma más pacífica posible.

 Si, incluso si tu perro parece soportar los ruidos de forma estoica o no tiene una personalidad asustadiza, deberías tomar todas las precauciones durante la detonación de fuegos artificiales.

¿Qué síntomas se presentan durante las detonaciones?

Como dijimos con anterioridad, deberías asumir que tu perro no la está pasando bien cuando hay demostraciones con fuegos artificiales pero hay algunos síntomas que pueden ayudarte a determinar casos en los que tu mascota expresa claramente su estrés.

Los signos que pueden observarse con frecuencia en los perros ante los fuegos artificiales son los siguientes: 

  • Congelamiento o paralización
  • Conductas de evitación activa: intentos incontrolables de escapar y esconderse
  • Temblores
  • Taquicardia
  • Jadeo contínuo (taquipnea)
  • Salivación excesiva 
  • Piloerección: postura encogida, rabo entre las patas, orejas hacia atrás
  • Micción y defecación involuntaria

En otras ocasiones puede suceder lo contrario al pánico y puede haber un sobre estímulo que cause actividad aumentada, estado de alerta, trastornos gastrointestinales y comportamiento destructivos.

Esto puede ser muy peligroso ya que pueden correr detrás de los explosivos pudiendo ingerirlos, perder la vista o tener lesiones graves.

Algunas de estas respuestas a los estímulos negativos de los fuegos artificiales pueden ser muy graves: nuestras mascotas pueden correr peligro durante el tiempo de exposición al ruido como durante un periodo prolongado posterior a las explosiones. 

Se han registrado algunos casos de animales muertos por fallo cardiaco durante las explosiones de fuegos artificiales. 

Estas reacciones se deben a que los eventos de las explosiones no duran lo suficiente para que los animales se acostumbren a estos estímulos. 

Incluso en el caso de los perros guía, por ejemplo, estos están entrenados y preparados para saber reaccionar adecuadamente frente todo tipo de estímulos. Si están expuestos a fuegos artificiales pueden quedar aterrorizados, sufrir graves dificultades emocionales por lo tanto serían incapaces de ayudar a sus responsables. 

¿Existen perros que se asusten más que otros con la pirotecnia?

Si, existen estudios que concluyen que los condicionamientos en las etapas formativas de nuestros perros pueden afectar la sensibilidad al sonido de los perros.

Es decir, es posible que experiencias tempranas en la vida de nuestros perros los condicionen a asociar sonidos fuertes con situaciones de estrés, abandono o sentimientos negativos en general.

Otro factor que puede influenciar este miedo es la exposición al cortisol durante la preñez de la madre: si la madre sufrió niveles altos de estrés durante la preñez puede generar propensión a la ansiedad a través de la presencia de la hormona en su torrente sanguíneo.

También existen factores como edad, raza, estado reproductivo, tiempo de crianza y exposición temprana a ruidos fuertes que impactan la reacción que los perros tienen a estos ruidos.

Habiendo dicho todo esto, no podemos especular con todos estos factores a la hora de tomar los recaudos necesarios para nuestros peluditos, lo más seguro es asumir que están atravesando una situación de estrés incluso si exhiben un comportamiento normal.

¿Qué puedo hacer para ayudar a mi perro durante detonaciones?

Otras medidas que podes tomar con tus mascotas son las siguientes:

  • Horas antes de que la pirotecnia comience podés jugar con tu perro, correr bastante y hacerlo ejercitarse, esto le ayudará a gastar energía y no sentirá tanto estrés posteriormente. 
  • Proporcionale algún tipo de snack, hueso o juguete mordedor que le permita calmar su ansiedad. 
  • Llénale el recipiente desde donde bebe con agua: los perros ansiosos sudan más y beben más agua.
  • Si se queda en casa solo no lo amarrés ni encerrés en un espacio reducido. Lo ideal es situarlo en un espacio tranquilo y lo más alejado del ruido posible. 
  • Ponerle música relajante o que pueda cubrir el ruido de las detonaciones también puede ayudar.
  • Puedes poner bolitas de algodón en sus oídos para disminuir el nivel de ruido
  • Asegúrate que no se pueda escapar en caso de sentir demasiada ansiedad.
  • Proporcionale un lugar seguro en donde se pueda ocultar: puedes usar una manta para generarle una guarida en donde puedes poner sus juguetes favoritos o ropa tuya sin lavar para que se pueda sentir más seguro.
  • Como último recurso y en caso de que tu perro haya atravesado situaciones muy adversas durante detonaciones, puedes hablar con su veterinario para considerar medicarlo de manera de reducir su ansiedad.

Existe también otro método que puede ayudar a calmar a tu perro durante los fuegos artificiales:

El método Tellington Ttouch: qué es y cómo me puede ayudar 

Para contener a tu perro en nochebuena y año nuevo existe un método llamado Tellington Ttouch que consiste en envolver con una venda zonas del cuerpo de tu perro de forma estratégica. 

Sentir la tela sobre su piel en estas zonas específicas hará que tu perro se sienta protegido y relajado. 

El propósito de este método de vendaje es lograr que tu perro se relaje y pueda adaptarse a los estímulos estresantes que provocan los fuegos artificiales. 

Este método ha sido probado exitosamente y en caso de que puedas estar cerca de tu peludito para aplicarlo es recomendable que lo hagas para ayudarlo a atravesar esa situación desagradable de forma armoniosa con tu compañía.

Conclusiones

Los perros sufren la pirotecnia o los estruendos casi sin excepción. Asumir eso es un buen primer paso para ayudarlos en épocas festivas.

La razón más importante por la que sufren de las detonaciones de cohetes tiene que ver con el hecho de que son 4 veces más sensibles al sonido que nosotros y no pueden identificar de dónde vienen los sonidos y cuáles serán las consecuencias de dichas detonaciones.

Podemos ayudar a nuestros perros usando diversos métodos que tienen que ver con la contención y con guiar las emociones que atraviesan durante estos momentos de estrés.

Nunca los expongas de manera intencional a detonaciones o exhibiciones de fuegos artificiales: pueden ser simpáticas para nosotros pero son de forma prácticamente indefectible una experiencia traumática para los perros.

Por último, siempre presta atención a su comportamiento y bienestar durante estos momentos estresantes: si no le prestas atención a tu perro sufrirá el doble ya que no podrá entender por qué te alejas en esos momentos.

Esperamos que este artículo te ayude a lograr que tus peluditos pasen unas felices fiestas junto contigo y tu familia: es lo mínimo que se merecen.

Comentarios

Este artículo aún no tiene comentarios, se el primero en dejar uno :)

Dejar un comentario

Recordá ser cordial y aportar a la conversación. Los comentarios que no aporten al debate no serán publicados